Día 14

Lo estás haciendo bien

Enhorabuena, hoy es el día 14 del retiro en activo. Llevamos 2 semanas explorando la vida cotidiana de un prisma de presencia, cuidado, cariño y estando con atención a detalles prácticamente inexplorados con anterioridad. 

Hoy quiero hablarte del velcro de la mente.

Imagínate que tienes a quince personas delante de ti y que les hablas con entusiasmo de un tema que te apasiona. Digamos que catorce de ellas escuchan, asienten y te devuelven una sonrisa. Una está sentada con los brazos y piernas cruzados y con cara de aburrimiento. ¿En quién pensarás más?

Seguramente en el único con una actitud menos receptiva.

 

Conocer como funciona el cerebro

La mente se queda enredada en aquello que juzga como «malo», lo rumia constantemente durante días e incluso años. 

Sin embargo, deja pasar aquello que juzga como bueno sin apenas reparar en ello, sin reconocerlo o sin darle importancia alguna

¿Has notado diferencia en cómo procesas la información cuando alguien te ha ofrecido un halago y cuando alguien ha hecho una crítica?

Te cuento esto porque ya con el solo hecho de estar en esta misión del Retiro en Activo. Tan solo con que estés leyendo este mensaje, estás haciendo algo que la mayoría no ha experimentado.

Así que date la enhorabuena. 

Crea nuevos caminos recompensándote

Vivir una vida más saludable, de mayor bienestar y presencia requiere de acciones (pequeñas o grandes) que van a ir creando nuevos caminos neuronales. Estos estarán en contraposición a los escritos con tinta bien marcada en el cerebro, porque se han recorrido una y otra vez, no solo por ti, sino también por los que vinieron antes de ti. 

Transformar tu vida comienza por empezar a apreciar y celebrar los hechos y experiencias que apoyan tu intención, atención y actitud. Incluso si estos te parecen muy pequeños, y saborearlos para que nuevos caminos se vayan creando y apoyen el desarrollo momento tras momento.

Hoy te pido que te reconozcas y recompenses por cada pequeño gesto, así sea por beber agua si esto te cuesta. Por mirarte a la cara cuando te pones delante del espejo. Por darte una palabra amable, cuando te cazas en una palabra de crítica. Te pido que prestes atención a lo que haces de forma diferente en pro de tu calidad de vida y con la intención de traer consciencia a ella.

 

Recuerda

La mente piensa mal por defecto y está bien saberlo, no para criticarlo, sino para agradecerlo —porque gracias a eso estamos aquí— y para ver si en este momento ese sesgo negativo es lo más adecuado e inteligente.

Cuídate.

Lo estás haciendo bien.

¡Recompénsate!

Cuando reconozcas que vas por el camino que has elegido, date la enhorabuena.
 
Crear nuevas rutas neuronales, nuevos caminos, requiere presencia y darte el reconocimiento que te mereces por atreverte a salir de las sendas automáticas.
 
¡Gracias por ser! ❤️

 

Carrito de compra

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, aquí para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba