Día 3

Intención y atención

Con frecuencia experimentamos alguna dificultad para mantener la intención presente. Por eso hoy vamos a poner en práctica una forma de hacer que combina tanto la intención como la atención.

La monotarea

No te preocupes es un ejercicio fácil de entender. La propuesta es que hagas una única cosa a la vez, solo una. 

Práctica

Para ayudarte a recordar la práctica, puedes ponerte pósits en diferentes lugares de tu espacio de trabajo, o en la casa. Aquello que te recuerde hacer una única cosa a la vez y así despertar tu intención y atención.

Lleva toda tu atención a cómo llevas a cabo esa actividad con detalle, como te sientes, que pensamientos aparecen, qué emociones surgen. Observa todo lo que puedas al llevar a cabo la actividad, como, por ejemplo, si hay alguna tendencia o patrón que te lleve a interrumpir lo que haces. Tu estado de ánimo, o cualquier otra cosa que te de información.  

Nota qué sucede. 

Recuerda

Tómate la monotarea como un juego y date permiso a elegir una única cosa. 

¡Vamos a por ello!

Hoy a lo largo del día, ten presente tu para qué y practica la atención mediante la monotarea.


Mañana más.

 

¡Gracias por Ser! ❤️

Carrito de compra

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, aquí para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba