Día 7

Utiliza la mente para crear

Cuando imaginas estás formándote una imagen en la mente de algo que no tienes delante, podríamos decir que estás creando. Y eso vamos a explorar hoy.

Ya llevamos 7 días compartiendo🙌.

En estos 7 días has observado tu vida desde diferentes ángulos y has introducido un détox que te invito a que se quede a lo largo de todo el programa: Observar tu relación con tus dispositivos (móvil, Tablet u otras pantallas) para que estos se pongan al servicio de tu intención y si es correcto para ti buscar siempre espacio en los que no estés conectada/o a dispositivos.

El foco de hoy va a ser utilizar la mente de forma creativa. Así como utilizamos la mente para planificar, para hacer cálculos mentales, hoy vamos a usar la mente para crear imaginando. 

La imaginación es un recurso importante que nos ofrece la mente y hoy te propongo que la pongas a tu servicio. Cuando ves a través de tu imaginación, para tu mente, lo que ve es real, está ahí, y eso hace que el cuerpo lo sienta como una realidad.

El mejor ejemplo del impacto que tiene la imaginación, es el del limón, puede que lo hayas hecho alguna vez. Imagínate que coges un limón, lo cortas por la mitad. Toma uno de los trozos, míralo y acércatelo a la boca, lámelo. Es automático, to boca ha empezado a segregar saliva y tu lengua ha reaccionado como si realmente lo hubieses lamido.

Así que te propongo que lleves a cabo la propuesta de hoy, como un juego, para que experimentes, sin expectativas o sin querer aferrarte a esa imagen que creas en tu mente. Solo diviértete haciéndolo. 

Imagina que te levantas mañana y eres de repente la persona que quieres ser, te has transformado y encontrado ese equilibrio que es tan importante para ti.

Tómate un momento para reflexionar mentalmente acerca de estas preguntas

  • ¿Cómo ha cambiado tu vida?  
  • ¿Qué haces diferente?  
  • ¿Cómo te sientes?  
  • ¿Cómo eres?  
  • ¿Hay algo que haya cambiado en ti y en tu entorno?  
  • ¿Cómo te comportas contigo? 
  • ¿Qué impacto generan tus comportamientos y acciones en otros?  
  • ¿Con qué personas compartes tu tiempo y te relacionas?  
  • ¿Cómo es tu día? ¿Qué haces desde que te levantas hasta que te acuestas? 

Ahora, ponte una música agradable, tómate tu bebida favorita y escribe:

Si viviera la vida que deseo vivir...

Incluye detalles, emociones… y si lo prefieres, utiliza imágenes, ponlas en una cartulina y añade frases que te inspiren.

Haz una pausa y nota cómo te hace sentir esta propuesta.

Mientras que llevas a cabo esta actividad, nota si estás con tranquilidad y presente. Si lo haces con cierta sensación de impaciencia o acude algún tipo de emoción agradable o no. Si acuden pensamientos de algún tipo, que te impulsen o que te dicen que no sirve para nada.

Haz que este ejercicio de utilizar la imaginación, sea un ejercicio de mindfulness. Trae tu presencia a la actividad momento a momento, sin juicio, con una mente abierta y amable hacia ti. Céntrate en traer la atención a lo que haces ahora y experimentar este proceso. 

¡Enhorabuena!

 

¡Has utilizado tu mente para imaginar!

 

Hay un gran poder en elegir utilizar de forma deliberada la mente para crear. Con frecuencia nos dejamos llevar por ella, por miedos inconscientes, o por condicionamientos automatizados y el piloto automático de las urgencias, y está bien recordar que la mente está ahí a tu servicio. 

 

Hacer este ejercicio puede ser además de un divertido juego creativo, un ejercicio de reconocimiento de hacia dónde te gustaría ir en tu vida. Una señal que te va a ayudar a reconocer cuando vas por dónde quieres ir o cuando estás cruzando la línea roja te estás alejando de la vida que quieres vivir. 

 

Un abrazo enorme y gracias por Ser ❤️

Carrito de compra

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, aquí para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba