Más allá del bienestar, mindfulness promueve un comportamiento prosocial 

mindfulness y comportamiento prosocial
Una mano fuerte que te de apoyo, ese podría ser el impacto de la práctica de mindfulness.

Un comportamiento prosocial es también el resultado no buscado – al menos inicialmente – de muchas intervenciones basadas en mindfulness.

 

Se suele hablar de mindfulness por sus beneficios para la persona, pero son cada vez más los estudios que hablan de unos beneficios en la práctica de mindfulness que van más allá del individuo. Así que por eso hoy me atrevo a compartir con vosotros las principales conclusiones de un artículo que apoya esta idea.

El estudio: un metaanálisis

Daniel R. Berry[1] y otros investigadores de la California State University San Marcos publicaron su artículo en 2020, el que se llegó a la siguiente conclusión: la formación en mindfulness con ausencia de instrucciones de forma explícita sobre aspectos éticos promueve la acción prosocial.

Antes de avanzar veamos rápidamente ¿qué significa la conducta o la acción prosocial? La conducta prosocial se trata de cualquier comportamiento o acción que beneficia a otros o que tiene consecuencias sociales positivas. Puede tomar muchas formas, puede tratarse de ayudar, cooperar o actuar con solidaridad.

Las diferentes teorías contemplativas ya habían enfatizado el valor de la práctica meditativa y mindfulness facilitando acción prosocial. Lo hace por ejemplo generando generosidad, compasión, gratitud (Davidson & Harrington, 2002)[2], o con actos para promover el bienestar de otros. Estudios diversos más recientes en mindfulness vuelven a traer ese mismo mensaje, indicando que mindfulness promueve emociones y comportamientos prosociales.

De hecho, era curioso como una investigación de Chen y Jordan (2018)[3] mostraba que la formación en mindfulness promovía donaciones a organizaciones analizando grupos de participantes y comparándolos con grupos de  control en los que había personas con grandes rasgos de empatía. Los resultados se mostraban en esta línea se hablara o no en la formación acerca de aspectos éticos.

El estudio de Berry et al. (2020) fue un metaanálisis de todas las publicaciones existentes de mindfulness donde sólo se tomaron formaciones que no trataban aspectos éticos, así por ejemplo no se incluyeron intervenciones en que se incluían prácticas de amor y compasión.

 

Nuestra conducta es la única prueba de la sinceridad de nuestro corazón.

Charles Thomson Rees Wilson 

 

¿Cómo puede mindfulness apoyar un comportamiento prosocial?

Los autores sugirieron que mindfulness, como habilidad mental, puede apoyar a las personas en muy diversas circunstancias,¿Cómo?

  1. Reduciendo la influencia de comportamientos automatizados. Sabemos que mindfulness nos ayuda a abandonar el piloto automático en nuestras vidas, de esta forma nos planteamos comportamientos que antes dábamos por sentados.
  2. Apoyándose en el propio conocimiento de la propia persona. Conocer nuestra tendencia, sesgos personales, formas de actuar, observando nuestra mente nos ofrece un espacio de libertad para actuar de otra forma.
  3. Generando comportamientos de apoyo y ayuda más compasivos. Que se centran en aliviar el sufrimiento de otros.

La formación en mindfulness promueve como propósito principal comportamientos que alivien el dolor propio y de otros. En línea con esto las personas que participaban en formación de mindfulness fueron generalmente menos dañinas hacia otros que le habían provocado daños.

Todo aquel que haya integrado la práctica de mindfulness en su día a día sabe que el título de este breve artículo es cierto. Sin embargo, nunca viene mal que la ciencia atestigüe lo que los meditadores vivencian.

 


Referencias bibliográficas:

[1]   Berry, D. R., Hoerr, J. P., Cesko, S., Alayoubi, A., Carpio, K., Zirzow, H., Walters, W., Scram, G., Rodriguez, K., & Beaver, V. (2020). Does Mindfulness Training Without Explicit Ethics-Based Instruction Promote Prosocial Behaviors? A Meta-Analysis. Personality and Social Psychology Bulletin, 46(8), 1247–1269. https://doi.org/10.1177/0146167219900418

[2] Davidson, R. J., & Harrington, A. (2002). Visions of compassion: Western scientists and Tibetan Buddhists examine human nature. Oxford University Press.

[3] *Chen, S., & Jordan, C. H. (2018). Incorporating ethics into brief mindfulness practice: Effects on well-being and prosocial behavior. Mindfulness. https://doi.org/10.1007/s12671-018- 0915-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *