Mindfulness y liderazgo responsable para la sociedad y el planeta

Ciudad contaminada en blanco y negro con nubes y chimeneas de fábricas al fondo y un mar calmado en primer plano

Hoy más que nunca, la vida se tiene que caracterizar por un sentido de responsabilidad universal, no sólo entre naciones y entre humanos, sino entre humanos y cualquier otra forma de vida.

Dalai Lama

Cada vez son más las publicaciones de rigor científico que de un modo u otro enfatizan la importancia que la práctica de mindfulness tiene en nuestro mundo. Sin embargo, cuando miramos alrededor y vemos problemas vinculados a la sostenibilidad, el cambio climático, la desigualdad social, la discriminación, la falta de ética, la corrupción o al afán por la generación de beneficios económicos a todo coste vemos que estos problemas no son manejados de forma correcta. Miramos hacia fuera y creemos que alguien debería hacer algo, ya sean los líderes políticos, los directivos de grandes empresas, las personas influyentes o incluso el vecino de al lado.

Por otro lado, las empresas y las personas que las dirigen están enfocadas en problemas como la productividad, la adaptación a un cambio permanente con grandes niveles de presión para permanecer en un mercado cada vez más competitivo.

En general, las personas trabajan más y más, de forma cada vez más intensa y dura, y con poca capacidad para atención a detalles importantes, sin mantener la atención en actividades concretas y dejándonos llevar por distracciones, sin tener claro como establecer prioridades y sin saber qué es importante realmente en el momento. En este contexto tomamos decisiones de forma precipitada, sin evaluar su impacto, y nos comportamos con patrones de reacción automáticos que no son saludables ni sostenibles para nosotros mismos y mucho menos para las personas y el entorno que nos rodean.

Podemos decir que estamos viviendo en modo alerta de forma constante. Sin embargo, tenemos la oportunidad de responder ante lo que sucede, ejercerciendo una responsabilidad personal que mira hacia dentro – nuestro propio autoconocimiento, y autoliderazgo – y hacia fuera – el impacto que ejercemos sobre los que nos rodean, la sociedad y el planeta en general –.

Liderazgo responsable

El liderazgo responsable atiende con consciencia y de forma ética los retos del momento. Ofrece un impacto positivo en el mundo. Se trata de tomar decisiones sostenibles, íntegras, que tienen en cuenta a todos (incluso a aquellos a los que querríamos rechazar o ignorar) y que son respetuosas. Ejercer un liderazgo responsable pasa por hacer lo correcto y tomar decisiones éticas y sostenibles, aunque estas sean decisiones difíciles y en muchas ocasiones no se traten del camino más fácil.

Este liderazgo puede tener o no un título en una organización, no importa la edad, el origen de la persona, su color de piel, su identidad de género u orientación sexual. Todos, sin excepción, podemos ejercerlo, podemos elegir aportar a la sociedad y al mundo, tomando acción allá donde sea necesario y cuando el momento lo pida. Practicar un liderazgo responsable implica que todos asumamos nuestro deber de cuidarnos a nosotros mismos y a los otros para crear una sociedad más compasiva y amable, y para hacer un uso sostenible de los recursos naturales del planeta.

La responsabilidad no se aprende recibiendo instrucciones de otros, no se pueden escribir manuales de cosas que hacer y que no hacer. La responsabilidad es una decisión que se toma momento a momento, se mueve por la ética y por ello para ser responsable es fundamental la existencia de un GPS interno que nos ayude a decidir con consciencia en cada momento. Desde el conocimiento del propósito mayor que servimos, los valores que nos inspiran y motivan.

Mindfulness y los beneficios un liderazgo responsable

Mindfulness es el apoyo necesario en el GPS interno, fundamental para un liderazgo responsable. Es la consciencia que surge al estar presente en el momento, en este preciso instante, sin juzgar la experiencia, dejándola ser tal y como es. Mindfulness nos ofrece el regalo de dar un espacio entre lo que sucede para ofrecer una respuesta más adecuada que sale del patrón de reacción habitual. Por ello, mindfulness y liderazgo responsable están tan plenamente vinculados.

A continuación, te ofrezco algunos beneficios muy relevantes que mindfulness tiene para el ejercicio de un liderazgo responsable:

  1. Centra y potencia la atención.

En Google, el 64 % de los participantes en programas de mindfulness mostró un aumento en su capacidad de dirigir la atención.[1] 

  1. Permite un mejor manejo del estrés y mayor bienestar.

El estrés es uno de los problemas más grandes de nuestra sociedad; mata literalmente a miles de personas al año y afecta profundamente al bienestar físico y mental[2]. Mindfulness fortalece el sistema inmune y la capacidad de regular las hormonas del estrés. Además, reduce la inflamación del cerebro al disminuir la actividad de las partes que se activan en respuesta al estrés. Todo ello genera en la persona una mayor sensación de bienestar[3]. En LinkedIn, el 73 % de los participantes de un programa basado en mindfulness obtuvieron mejoras significativas en el equilibrio entre su vida laboral y personal[4].

  1. Aumenta el optimismo.

Practicar mindfulness reduce las posibilidades de sufrir depresión y aumenta las hormonas de la felicidad[5].

  1. Ayuda a desarrollar la autoconfianza.

Estar conectado contigo mismo te permite confiar y dejar que las dudas que tienes respecto a ti y tus elecciones se vayan disipando. La meditación hace que tu hipocampo se haga más grande; esta parte del cerebro se encarga de la memoria y del aprendizaje. Para tener autoconfianza, debes tener disponibles memorias de experiencias en las que fuiste capaz de hacerlo y manejaste una situación difícil[6].

Se ha identificado más seguridad al medir la autopercepción de las habilidades de liderazgo de líderes senior tras la realización de programas de mindfulness. Incluida la mejora de las habilidades para inspirar una visión compartida y demostrar inteligencia moral[7].

  1. Favorece un comportamiento ético

Hay diferentes estudios que establecen una conexión entre mindfulness y un comportamiento ético[8]. La toma de decisiones éticas es especialmente importante, ya que la habilidad para decidir de forma ética combate el riesgo de corrupción y otras faltas leves que ponen en peligro la reputación de una persona u organización.

  1. Estimula la creatividad y la innovación

Con tan solo algunas prácticas cortas de meditación y mindfulness veremos aumentada nuestra creatividad. La práctica hace que la mente se abra a nuevas ideas y posibilidades, y te da la claridad de pensamiento necesaria para concentrarte en estos conceptos y procesarlos adecuadamente[9]. Así, The Walt Disney Company fue pionera en aplicar la meditación en el lugar de trabajo después de observar que los empleados que meditaban lograban un gran aumento en su capacidad de encontrar soluciones creativas[10]. Hoy día, Walt Disney es, además, una de las empresas que alcanzan las primeras posiciones en el ranking por sus acciones de responsabilidad social corporativa[11].

  1. Apoya un comportamiento responsable.

Mindfulness se considera muy útil para apoyar un comportamiento más responsable desde un punto de vista social. Afecta a la capacidad de cognición, a los valores y al afecto necesario en las personas para apoyar un comportamiento socialmente responsable, así como al desarrollo de una consciencia social en el individuo[12].

 

En definitiva, el mundo necesita personas que se conozcan bien que no tengan miedo a ser auténticos y que tengan la fuerza para tomar decisiones éticas, que sean creativas y que tengan confianza en sí mismas, para servir.

El mundo necesita de líderes como tú con capacidad de ver con claridad. En definitiva, cuanto más puedas estar presente en tu vida, más podrás influir en la vida de los demás.

 


Referencias bibliográficas:

[1] Search Inside Yourself Leadership Institute (2019). Measuring Success: SIYLI’s Impact in 2017. https://siyli.org/resources/measuring-success-siylis-impact-in-2017.

[2] American Psychological Association. (2007). Stress a Major Health Problem in The U.S., Warns APA. https://www.apa.org/news/press/releases/2007/10/stress.

[3] J. A. Smith (2019). Three Research-Backed Benefits of Mindfulness at Work. Mindful.org. https://www.mindful.org/three-benefits-to-mindfulnessat-work/.

[4] IBM (s. f.). IBM Training-Explorations into Mindfulness https://www.ibm.com/training/badge/dabbc05f-9024-4c51-a2c0-5ccd08645415.

[5] Z. V. Segal, J. M. G. Williams, y J. D. Teasdale (2017). Mbct: terapia cognitiva basada en el mindfulness para la depresión (2.ª ed. rev., Ser. Psicología). Kairós.

[6] E. Goldstein (2013). The Neuroscience of Trusting Yourself. HuffPost. https://www.huffpost.com/entry/neuroscience-trust_b_3150370.

[7] J. A. Smith (2019). Three Research-Backed Benefits of Mindfulness at Work. Mindful.org. https://www.mindful.org/three-benefits-to-mindfulness-at-work/.

[8] Ruedy. N. & Schweitzer, M. (2010). In the Moment: The Effect of Mindfulness on Ethical Decision Making. Journal of Business Ethics. 95. 73-87.10.1007/s10551-011-0796-y.

[9] E. K. Byrne y T. Thatchenkery (2014). How to Use Mindfulness to Increase Your Team’s Creativity. Harvard Business Review. https://hbr.org/2018/07/how-to-use-mindfulness-to-increase-your-teams-creativity.

[10] South Florida Reporter (2019). Walt Disney Co. Was One Of The First Companies To Incorporate Meditation Into Its Workplace.https://southfloridareporter.com/walt-disney-co-was-one-of-the-first-companies-to-incorporate-meditation-into-its-workplace/.

[11] J. Smith (2013). The Companies With the Best CSR Reputations. Forbes.com. https://www.forbes.com/sites/jacquelynsmith/2013/10/02/the-companies-with-the-best-csr-reputations-2/?sh=627586dc34ff.

[12] S. Schneider, M. Zollo y R. Manocha (2010). Developing Socially Responsible Behaviour in Managers. Journal of Corporate Citizenship. 2010. 10.9774/GLEAF.4700.2010.au.00004.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *